Diferencia entre incubadora y aceleradora de empresas

0
1617
Aceleradoras e incubadoras de empresas

La incubadora de empresas y la aceleradora de empresas son dos servicios y conceptos distintos pero con puntos de contacto que llevan a que, en muchas ocasiones, tiendan a confundirse.

Ambos servicios tienen en común la apuesta por el emprendimiento y la innovación, a partir de una idea de negocio, y están demostrando su utilidad para ayudar a muchos jóvenes a tener éxito empresarial en un momento social y económico en el que la pequeña y nueva empresa adquiere un papel protagonista.

En ambos casos se ha demostrado que ayudan a reducir las tasas de fracaso, demasiado elevadas tradicionalmente.

Dificultad a la hora de acceder a la financiación de empresas, escasas herramientas de promoción y publicidad, falta de presencia de marca, etc. son algunos de los problemas más frecuentes a los que se enfrentan los emprendedores.

Las incubadoras y aceleradoras cuentan con expertos especializados para llevar a cabo con garantías su trabajo y abarcan una amplia gama de servicios. Así, es posible que la ayuda que se preste a los emprendedores se lleve a cabo en etapas diferentes (en función del grado de maduración del negocio) y es posible que ayuden a la misma empresa en fases consecutivas.

Principales diferencias entre incubadoras y aceleradoras de empresas:

  • La incubadora ayuda a salir al mercado mientras que la aceleradora ayuda a proyectos ya en desarrollo.
  • La incubadora de empresas comienza a colaborar con el proyecto nuevo desde la génesis del mismo, asesorando y formando para que la salida al mercado sea un éxito. Una vez que la idea o negocio ya ha sido lanzada, la incubadora deja su lugar a la aceleradora que, como su propio nombre indica, tiene como finalidad principal “acelerar” los proyectos, contribuir a que tengan beneficios y sean rentables a medio y largo plazo.
  • Las aceleradoras buscan un crecimiento “rápido” y las incubadoras, natural. En el objetivo principal de las aceleradoras está lograr tasas de crecimiento elevadas para sus clientes en un período de tiempo corto. Con ello tratarán de asegurar la supervivencia de la empresa debido a que la mayor parte de las compañías fracasan y desaparecen en los primeros años de vida.
  • Las aceleradoras llegan a ayudar a proyectos ajenos ya creados. Una figura fundamental en este tipo de servicios son los mentores. El mentor es un asesor de proyectos o startups que cada vez tiene más importancia. Son profesionales con experiencia contrastada independientes que asesoran a los emprendedores. Las incubadoras cuentan con expertos propios pero no con esta figura específica.
  • La incubadora proporciona espacio físico. Con mucha frecuencia, la incubadora de empresas incluye entre sus servicios el alquiler del espacio físico en el que trabajará la nueva empresa hasta lograr una sede definitiva. Las aceleradoras no proporcionan este tipo de servicio.
  • Las aceleradoras existen desde una fecha muy reciente, 2005, mientras que las incubadoras de empresas remontan su origen a los años 60 del siglo pasado. Ambas surgieron en Estados Unidos pero su origen difiere en el tiempo.

Y ahora que ya sabes cuáles son las diferencias entre una incubadora y una aceleradora de empresas, en el siguiente enlace puedes encontrar un listado de incubadoras y aceleradoras registradas en la Red Nacional del Ministerio de Producción de Argentina: Red Nacional

En Paraná podemos encontrar registradas:

Entre Ríos Emprende

Polo Tecnológico Paraná

Entre otras.

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here