Oportunidad para empresas de llegar a China

Fundación ICBC invita a todas las empresas interesadas a inscribirse seleccionando una categoría de participación: Microempresa, PyME, Empresa Mediana y Empresa Corporativa.

0
981

Hablar de China es hacer referencia a un país que intimida por su gran tamaño: es la segunda economía mundial y, al ritmo que está creciendo, apunta a convertirse en la primera en poco tiempo.

Esto lo convierte en un mercado con enormes oportunidades a la hora de hacer negocios, pero también representa un gran desafío para toda empresa que desee poner un pie allí.

Principalmente porque requiere de una gimnasia logística importante. Pero también, porque hay que invertir tiempo y dinero para conocer su cultura, para comprobar de primera mano cómo es hacer negocios con ellos. Y, principalmente, para tener una perspectiva más acabada y próxima sobre el trabajo que hay que hacer desde la propia empresa para poder tener éxito.

En China hay un creciente número de consumidores ávidos por artículos con valor agregado y occidentales. Un buen producto, sea un alimento o un bien industrial, tiene muy buenas oportunidades una vez puesto en la góndola. La gran clave, sin embargo, es cómo llegar a esa góndola.

Esto fue lo que pudieron comprobar los empresarios que participaron y resultaron ganadores en sus respectivas categorías de la primer edición  del Premio ICBC Comercio Exterior.

Además de la estatuilla, las cuatro empresas recibieron algo más importante y enriquecedor: la posibilidad de visitar China, con todo el apoyo de ICBC y de la Fundación ICBC, que tiene más de 40 años de trayectoria conectando compañías argentinas con contrapartes alrededor del mundo, ahora con el gran foco puesto en el mercado chino.

En la primer edición del certamen –que se realizó bajo la misma modalidad que tendrá este año-, hubo cuatro ganadores, que se dividieron en las categorías grande, mediana, pequeña y micro, además de las menciones especiales.

En la categoría “Empresas Corporativas”, la ganadora fue Biogénesis Bagó, una firma de biotecnología con presencia local e internacional y más de 80 años de trayectoria y reconocida por su vacuna aniaftosa.

En la categoría “Empresas Medianas”, la distinción se la llevó Establecimientos San Ignacio, el primer exportador argentino de dulce de leche y el segundo de queso tipo brie de la Argentina.

En la categoría “Empresas Pequeñas”, la ganadora fue Terragene, que desde Rosario produce y comercializa en más de 60 mercados productos destinados a controlar procesos de esterilización.

En tanto que en la categoría “Microempresas”, el Premio ICBC Comercio Exterior fue para Oxavita S.R.L que aporta innovación fabricando y exportando a 20 países sus cámaras hiperbáricas.

Como se ve, son compañías con realidades muy diferentes: llevamos desde una firma de clase mundial, con credenciales inmejorables, hasta una pequeña compañía muy innovadora y con un potencial increíble.

Y lo interesante es que, independientemente del tamaño y de la experiencia, el viaje a China fue enriquecedor y de gran aprendizaje. San Ignacio, por ejemplo, esta decidido a exportar a ese país tras comprobar que debía introducir algunos ajustes a su producto para adaptarlo a las necesidades de su contraparte. En paralelo, ya logró ingresar al atractivo mercado de Japón.

Oxavita, en tanto, estaba evaluando entre realizar un joint venture con una firma china o exportar directamente.  La firma ya tomó la decisión, y tiene dos grandes distribuidores Chinos esperando la aprobación final por parte del estado para realizar las primeras operaciones. Además, en paralelo, pudo establecer relaciones con importadores de Corea del Sur e India, donde ya está comercializando.

También es muy destacable el caso de Terragene, que tenía vínculos con  contrapartes en China pero, tras el viaje, pudo ampliar su base de clientes, lo que le permitió incrementar en un 100% sus exportaciones a ese destino.

De este modo, todos los ganadores del Premio ICBC Comercio Exterior comprobaron que el hecho de poder ir y conocerse cara a cara genera la confianza decisiva para hacer negocios.

Un aspecto fundamental de los viajes es que esto fue resultado de un gran trabajo de inteligencia comercial realizado previamente por Fundación ICBC, con apoyo de la Cancillería Argentina, que posibilitó que las empresas ganadoras tuvieran más de 20 reuniones cada una durante el transcurso de la misión.

Además, los encuentros se realizaron en un marco inmejorable: hubo reuniones protocolares en Beijing con el embajador Diego Guelar, quien será nuevamente jurado del Premio ICBC Comercio Exterior edición 2018.

También, hubo encuentros con el consulado argentino en Shánghai. Otro ingrediente clave es que el banco es de capitales chinos, lo que genera un plus importante en la construcción de la confianza.

Como se puede ver, fue una misión comercial pero también un viaje para ganar conocimiento, para abrir la mente y que les permitió a las empresas que participaron compartir experiencias.

Tras la primera edición, nuestras expectativas para este año son muy altas. Por eso invitamos a todas las empresas y a los emprendedores que sean innovadores a sumarse al Premio ICBC Comercio Exterior. Inscribirse para participar es sumamente sencillo y se realiza a través de la página de ICBC, llenando un formulario.

En el banco estamos convencidos de que las empresas exportadoras son fundamentales para un país que apunta a ser más competitivo y a generar empleos de mejor calidad.

Ese es, justamente, el espíritu de este premio: reconocer y darle más herramientas a las grandes compañías y también a los emprendedores que quieren hacer de la exportación una parte troncal de su estrategia de negocios.

Paula Ortega
Gerente Productos Comercio Exterior en ICBC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here