¿ Posees la personalidad que necesitas para ser un emprendedor?

El espíritu emprendedor se genera en la necesidad de llenar las carencias de diversas índoles: económicas, profesionales, morales, sociales o espirituales.

0
63

Uno de los temas que más se habla entre los emprendedores es la carencia de recursos para, justamente, emprender.

Por lo general, los emprendedores no arrancan sus proyectos con abundancia de recursos. Más bien sucede lo contrario: el espíritu emprendedor se genera en la necesidad de llenar esas carencias, de diversas índoles: económicas, profesionales, morales, sociales o espirituales.

Y el desafío entrepreneur es convertir la ausencia en presencia de recursos y la carencia en abundancia.

Salir adelante con este desafío no es para cualquiera, pero es para todos. Surge de algo básico: la personalidad.

Personalidad para querer ser siempre mejores, salir adelante, ir siempre por más. Personalidad para trasmutar defectos e impedimentos en fortalezas y oportunidades.

El siguiente relato ejemplifica esto con un cuento anónimo en donde se grafica la actitud correcta para una personalidad emprendedora positiva:

Un psicólogo, en una sesión grupal, levantó un vaso de agua. Todo el mundo esperaba la típica pregunta: “¿Está medio lleno o medio vacío?”. Sin embargo, preguntó:

¿Cuánto pesa este vaso?

Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos. El psicólogo respondió: “El peso absoluto no es importante. Depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema. Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo un día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, es siempre el mismo. Pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, y más difícil de soportar se vuelve.

Y continuó: “Las preocupaciones, los pensamientos negativos, los rencores, el resentimiento, son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, no pasa nada, al pensar en ellos todo el día empiezan a doler, y por pensar en ellos toda la semana, acabarás sintiéndote paralizado, e incapaz de hacer nada.” ¡Recuerda soltar el vaso!

Emprender con la personalidad correcta es para todos, pero no cualquiera se anima. Mucho más cómodo es quedarse en la postura del lamento que esforzarse para brillar. Vos, ¿de que lado estás?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here